El Ayuntamiento inicia obras de mejora en las calles San Antonio, Flores y Corta para continuar dinamizando el casco antiguo

La concejala del área de Infraestructuras ha anunciado hoy el inicio de las obras de mejoras en las calles San Antonio, Flores y Corta, que se encuentran incluidas dentro del proyecto que tiene el Ayuntamiento de Estepona de recuperación de espacios públicos en el casco antiguo. “Sabemos que el centro histórico cuenta con una serie de calles que tienen un

enorme potencial turístico y que debemos seguir emprendiendo acciones para su puesta en valor”, ha apuntado Arahuetes, que ha adelantado que las calles Reyes, Santa Ana, San Miguel y Villa serán las próximas en las que se acometerán este tipo de trabajos.

La edil de Infraestructuras ha señalado que las actuaciones en San Antonio, Flores y Corta consistirán en la pavimentación de la superficie con un hormigón de alta resistencia y en la solución de unos problemas de saneamiento que existían en la confluencia de la calle San Antonio con Terraza. Además, se procederá al embellecimiento de la zona mediante acciones puntuales de jardinería. Sobre el presupuesto de todas las actuaciones previstas en el casco antiguo, la edil de Infraestructuras ha señalado que cuentan con una partida que no superará los 100.000 euros.

Asimismo, desde el Consistorio de Estepona se solicitará la colaboración de los vecinos de este área para que realicen actuaciones de pintado y adecentamiento de las fachadas de sus viviendas cuando los operarios hayan finalizado los sucesivos trabajos, porque “así contribuirán a que las calles muestren un aspecto mucho más cuidado”. En ese sentido, Arahuetes ha comentado que uno de los mayores potenciales que tiene el centro histórico de Estepona es que se encuentra “altamente poblado”, por lo que es un núcleo “muy dinámico si lo comparamos con los cascos de otros municipios”.

Por otra parte, el Consistorio también ha iniciado los trabajos para la construcción de una rotonda junto al polideportivo La Lobilla en la intersección de las calles Segovia con Toledo. La responsable de Infraestructuras ha indicado que se trata de una actuación “muy demandada” por los vecinos de la zona debido a que se trata de una arteria que soporta una alta densidad de tráfico. La obra, que dio comienzo ayer, finalizará en los próximos días después de que se lleven a cabo el repintado del cruce y de la rotonda.

Arahuetes ha recordado que, recientemente, el Consistorio ha instalado otras dos nuevas rotondas en la barriada Huerta Nueva, en las intersecciones de esta céntrica avenida con las calles Gregorio Marañón y Luis Buñuel. En ese caso el equipo de gobierno también ha atendido la petición de los residentes de esta barriada que es una de las que experimentado una mayor expansión y crecimiento en los últimos años. En ese sentido, ha recordado que la instalación de ambas rotondas ha disminuido los riesgos de colisión y atropellos en este área donde se concentran varios colegios y un centro de salud.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies