El Ayuntamiento debe devolver otros 240.000 euros a la Junta de Andalucía por subvenciones sin justificar del anterior equipo de gobierno

El concejal del área Económica, Manuel Aguilar, ha anunciado que el Ayuntamiento de Estepona tendrá que devolver 239.887 euros a la Junta de Andalucía por el uso indebido que el anterior equipo de gobierno hizo de otras tres subvenciones. El edil ha lamentado que “la mala gestión del anterior alcalde” dio lugar a que las ayudas que recibió el Consistorio

por parte de la administración autonómica no fuesen justificadas conforme a la normativa, por lo que el municipio tendrá ahora que atender estas nuevas reclamaciones.

En concreto, se trata de una subvención de 158.374 euros que la Consejería de Turismo y Comercio concedió en septiembre de 2009 para la adquisición de equipamiento de playas, otra de 49.513 euros concedida por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social en diciembre de 2010 para el programa de atención al inmigrante y una tercera de 32.000 euros otorgada también por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social en octubre de 2010 para el programa 'Ciudades ante las Drogas'.

Aguilar ha lamentado que, por “la manifiesta incapacidad de los anteriores responsables municipales”, el Ayuntamiento tiene ahora que asumir unas obligaciones que suponen “un nuevo sacrificio presupuestario” para las arcas públicas. En ese sentido, el responsable de Economía ha señalado que las reiteradas injustificaciones de subvenciones durante el gobierno de Valadez han supuesto ya reclamaciones por más de 2,5 millones de euros durante este último año. Entre esas ayudas públicas se encuentra una de 778.179 euros que la Consejería de Educación concedió para la ampliación del instituto Mar de Alborán, la subvención de 157.047 euros que la Consejería de Turismo otorgó para la remodelación de las calles Caravaca y Botica o la de 62.201 euros concedida también por la Consejería de Turismo para el equipamiento de playas de cara a la campaña de verano 2009.

A esto hay que sumarle los intereses de demora con los que la Junta de Andalucía penaliza el “uso indebido” de las subvenciones concedidas, y que en el caso de Estepona, han supuesto más de 200.000 euros al Ayuntamiento. El responsable municipal ha puntualizado que “la anormalidad” en la tramitación de las ayudas públicas fue “una constante” para los anteriores gobernantes, ya que cuando éste equipo de gobierno tomó posesión comprobó que 3,3 millones de euros de la cuenta corriente destinada a subvenciones habían sido utilizados para pagar gastos ordinarios.

Asimismo, ha recordado que esta “pésima gestión” de las subvenciones “impide” que el actual equipo de gobierno pueda optar con facilidad a nuevas ayudas que puedan ofrecerse desde otras administraciones públicas. Además, el edil lamenta que la Junta de Andalucía se muestre ahora “tan diligente” para solicitar el pago de esas subvenciones “que fueron mal empleadas durante los años del gobierno socialista de David Valadez”.

Por otra parte, el representante municipal ha vuelto a solicitar a la administración autonómica que abone los más de 1,5 millones de euros que le adeuda al Ayuntamiento de Estepona por subvenciones que fueron concedidas pero no ingresadas a las arcas municipales. Entre esas cantidades se encuentran los 433.000 euros que le correspondían a la ciudad por el Plan Proteja 2010, según ha recordado Aguilar.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies