Bomberos de Estepona concluyen con un simulacro el curso de rescate de personas sepultadas con ayuda de perros

La concejala adscrita al área de Bomberos y Protección Civil, Susana Aragón, ha asistido hoy al simulacro con el que ha concluido el XXXIV Curso de Búsqueda y Detección Canina en el que bomberos de Estepona y otras ciudades andaluzas han sido formados en el método Arcón, una técnica que utiliza las características del olfato canino para localizar a personas

que se encuentran sepultadas.

El simulacro, que ha tenido lugar en una parcela próxima al Camino de los Molinos, ha permitido poner en práctica la teoría impartida durante 250 horas por el bombero del parque de Estepona, Javier Luque, experto en el método de rescate canino Arcón. La edil de Bomberos ha señalado que los alumnos del curso, organizado por la Escuela de Seguridad Municipal de Estepona (Esme) y subvencionado por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, han tenido la oportunidad de conocer de primera mano las experiencias de Luque en varios países donde ha tenido que intervenir después de que se produjesen catástrofes de diversa índole.

Aragón ha explicado que, además de formar a los efectivos del Cuerpo de Bomberos, el curso ha permitido también instruir a varios perros en la localización de personas sepultadas con vida en puntos de extrema dificultad. Además, el método Arcón, que ha sido fundamental a la hora de realizar rescates con éxito en países latinoamericanos que han sufrido catástrofes naturales, también posibilita la localización de drogas o explosivos.

La responsable municipal ha señalado que el Ayuntamiento de Estepona considera “fundamental” que los efectivos que conforman el Cuerpo de Bomberos cuenten con una formación “completa” que les permita actuar con diligencia y efectividad en el máximo posible de situaciones.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies