Tres de cada cuatro trabajadores optan por los despidos en la consulta convocada por el Ayuntamiento

La concejala de Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha anunciado hoy que tres de cada cuatro trabajadores que se han pronunciado sobre las dos opciones planteadas en la consulta realizada por el Ayuntamiento -bajada de sueldo o despidos- han optado por los despidos frente a la rebaja salarial del 22,76%. El Ayuntamiento ha realizado esta consulta para conocer la opinión de la

plantilla para lograr el ahorro de 6 millones de euros que exige el plan de ajuste del Ayuntamiento, y que ha permitido ya el pago de más de 60 millones a proveedores. Un total de 127 trabajadores han escogido la opción de los despidos, frente a los 49 que han optado por la reducción de salarios.

Fernández-Fígares ha considerado que estos resultados confirman las sospechas de que los sindicatos no quisieron someter este asunto a la consulta de los trabajadores ante el temor de que no respaldaran lo que ellos habían propuesto al Ayuntamiento en las mesas de negociación. Así, la concejala ha recordado que el comité de empresa se comprometió a realizar esta consulta entre los trabajadores; si bien, no se llegó a producir ante la negativa de los sindicatos.

La edil ha recordado que el Ayuntamiento anunció que quería conocer la opinión de los trabajadores y que la decisión que saliera de esta consulta era vinculante, por lo que el Consistorio continuará con la tramitación del Expediente de Regulación de Empleo; de forma que la notificación de los despidos se realizará en esta semana. “Han sido meses de negociación con los sindicatos donde se ha mantenido desde el principio una postura flexible y de diálogo y donde se ha dado la posibilidad a los representantes de los trabajadores de que fueran ellos los que escogieran la fórmula para conseguir el ahorro necesario en el Ayuntamiento para equilibrar las cuentas”, ha agregado.

La responsable de Personal ha dejado claro que la reducción de plantilla solo puede hacerse sobre el personal laboral y no puede afectar a funcionarios, por lo que “las medidas alternativas tenían que recaer sobre ese personal” y no sobre toda la plantilla como proponían algunos sindicatos; al tiempo que ha lamentado la “política de confusión y mentiras” que han llevando a cabo durante este tiempo algunos sindicatos.

Con todo, la edil ha subrayado que tomar esta decisión “no es fácil ni agradable para nadie”, pero el Ayuntamiento se ve obligado a ello para garantizar la supervivencia de la administración, que hasta ahora destina el 94% de sus ingresos a pagar nóminas.

Ha subrayado además que el Ayuntamiento pondrá en marcha un plan de recolocación externa para estos trabajadores afectados por los despidos -que se han llevado a cabo siguiendo los criterios objetivos propuestos desde el despacho de abogados contratado por el Ayuntamiento- y que esta iniciativa irá aparejada a un plan de acompañamiento social, que incluye que las posibles contrataciones o sustituciones que se realicen en el Ayuntamiento vayan dirigidas preferentemente a este personal.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies