El Ayuntamiento pone en marcha la campaña de vigilancia policial en las zonas de mayor afluencia turística para prevenir actos delictivos

La concejala de Presidencia del Ayuntamiento de Estepona, Ana Velasco, ha anunciado que el Consistorio ha puesto en marcha el dispositivo especial de vigilancia de verano, que contará a diario con medio centenar de agentes de la Policía Local en las áreas de mayor concentración de personas, entre las que destacan el Paseo Marítimo, el Puerto Deportivo, las principales zonas

comerciales y el casco antiguo; si bien, no se descuidará el extrarradio. La edil ha señalado que para el equipo de gobierno es una “prioridad” reforzar la seguridad porque se trata de una cuestión “muy valorada” por los turistas que visitan cualquier destino.

“Durante la temporada estival incrementaremos el número de policías para prevenir delitos y faltas en estas zonas, que durante estos meses se convierten en focos donde se pueden cometer este tipo de actos delictivos”, ha apuntado Velasco, que ha indicado que los hurtos por descuidos es el delito más común durante estos meses.

Los grupos operativos del 092 estarán reforzados por los policías adscritos a la unidad canina. Todo ello, en coordinación con la Policía Nacional y con miembros del servicio local de Protección Civil, ya que estos últimos forman parte del dispositivo de vigilancia de playas y tienen acceso de “primera mano” a lo que ocurre en el litoral.

El operativo especial, que ya está puesto en marcha, funcionará durante todo el día, hasta que finalice el verano. En total, los agentes de la Policía Local que forman parte de esta campaña de vigilancia realizarán 400 horas diarias de control y prevención.
Los agentes también velarán por el cumplimiento de las ordenanzas municipales en materia de perros potencialmente peligrosos y venta ambulante; así como el control de la práctica de actividades prohibidas en el paseo marítimo o en la playa.

Durante la noche, y especialmente en las zonas de ocio de calle Real y adyacentes y el puerto deportivo, se continuará con la dinámica habitual del seguimiento a los establecimientos públicos en materia de control de ruidos al exterior, documentación, horario de cierre y demás preceptos necesarios exigidos por la normativa vigente.

Se hará especial énfasis en combatir la práctica indiscriminada del “botellón” para evitar las molestias que ocasiona dichas concentraciones de personas, a los vecinos y visitantes que buscan al amparo de la noche, la tranquilidad y el descanso.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies