El Ayuntamiento pone en marcha un plan de limpieza de grafitis que actuará en todo el municipio

La edil del área de Gestión de Recursos  del Ayuntamiento de Estepona, Pilar Fernández-Fígares, ha anunciado que el Consistorio ha puesto en marcha un plan de limpieza de grafitis con una brigada específica de operarios que se va a dedicar a limpiar las fachadas, muros y mobiliario urbano que estén afectados por las pintadas.

La concejala ha señalado que esta actuación

era prioritaria para la localidad, que necesitaba un dispositivo de limpieza de pintadas, ya que se han detectado muchos graffitis en las zonas más transitadas del municipio y era necesario eliminarlos para mejorar la imagen de la ciudad.

El dispositivo, que estará constituido por dos operarios y un furgón hidrolimpiador. Durante una semana, se dedicará a limpiar de pintadas las paredes, muros, bancos, papeleras y fuentes de todo el paseo marítimo; así como centros escolares. En concreto, los operarios han comenzado hoy a eliminar las pintadas de los alrededores del IES Mediterráneo, en la barriada Huerta Nueva.  

La puesta en marcha de este plan se ha realizado después de haberse detectado por parte de la inspección municipal  una gran concentración de pintadas de pequeñas dimensiones en el mobiliario urbano – papeleras, bancos, fuente- y en construcciones pública, tales como el muro interior del paseo, muros de contención y rampas de acceso a dicho paseo, entre otras áreas.

La edil de Gestión de Recursos ha subrayado el “esfuerzo” que está haciendo el Ayuntamiento para incrementar el nivel de limpieza de  la ciudad y ha resaltado que “este tipo de actos vandálicos suponen al final un coste económico que podríamos ahorrarnos si estas conductas incívicas no se produjeran.”

En este sentido, ha argumentado que aunque esta actuación de limpieza  se lleva a cabo con los servicios ordinarios, tendría un coste de 2.200 euros, que podríamos haber invertido en otras actuaciones si no se hubieran producido estos actos vandálicos.

Por su parte, el responsable en Estepona de la empresa Cespa, concesionaria del servicio, Luis Rodríguez, ha explicado que la eliminación de las pintadas se realizará aplicando con una brocha un decapante en gel, específico para este tipo de pintadas,  y tras esperar unos 10 minutos se procederá a limpiar los restos con un hidrolimpiador, que arroja agua caliente a 90ºC y a alta presión.

Estos trabajos se enmarcan dentro del plan integral de limpieza puesto en marcha este verano por parte del Ayuntamiento de Estepona, donde se contemplan además otras actuaciones como la limpieza de chicles, la limpieza de flores,  eliminación de hierbas en el pavimento y campañas de concienciación medioambiental. Todo ello no supone ningún gasto extraordinario para el municipio, ya que es realizado por los servicios ordinarios de Cespa.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies