La Policía Local controla a más de 2.000 vehículos en una campaña de velocidad

La Policía Local de Estepona finalizó el pasado viernes una campaña en la que se ha realizado un control preventivo de velocidad en el casco urbano a más de 2.000 vehículos. La concejala de Presidencia, Ana Velasco, ha señalado que el objetivo de esta actuación, que comenzó el pasado 3 de mayo, es concienciar a los conductores de la importancia

de no sobrepasar los límites de velocidad en las vías que discurren por el municipio para evitar así accidentes y atropellos.

Velasco ha explicado que tan sólo el 1,6 por ciento de los coches controlados por los agentes motorizados, es decir, 33 de los 2.036, fueron sancionados por infringir el Reglamento General de Circulación que regula ese tipo de excesos al volante. En ese sentido, la edil ha recordado que en las avenidas locales el límite está marcado en 50 kilómetros por hora, por lo que los conductores que los sobrepasen serán sancionados. En el caso de que circulen entre los 51 y los 70 kilómetros, la multa será de 100 euros por infracción grave pero sin detracción de puntos y de 300 euros y la pérdida de puntos cuando se circule entre los 71 y 80 kilómetros.

Asimismo, la edil de Presidencia se ha mostrado satisfecha con los datos definitivos de esta campaña porque considera que los ciudadanos son cada vez más conscientes de que la velocidad excesiva en las vías del casco urbano suponen un “problema” tanto para los conductores como los peatones.

Como acción complementaria a esta última, la Policía Local inició una campaña de controles preventivos de tráfico y seguridad vial para ciclomotores y motocicletas en zonas urbanas que se prolongará hasta el próximo domingo. La responsable municipal ha explicado que la motocicleta se ha consolidado como alternativa al coche en los desplazamientos realizados en ciudad, tal y como lo refleja el aumento de un 11 por ciento de la siniestralidad en los últimos nueve años.

La responsable de Presidencia ha indicado que en esta campaña, que se está llevando a cabo en colaboración con agentes de la Guardia Civil, se controlarán entre otras variables las tasas de alcohol de los motoristas, la velocidad a la que circulan, los adelantamientos antirreglamentarios y otras infracciones en circulación, así como el uso del casco, la placa de matrícula y la documentación.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies