El alcalde anuncia que las medidas de ahorro de seis millones para la plantilla se aplicarán al personal contratado en el Ayuntamiento sin proceso selectivo

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha anunciado hoy a los periodistas que el equipo de gobierno concentrará las medidas que se adopten para ahorrar seis millones de euros en el coste de personal municipal entre los trabajadores que accedieron al Consistorio sin seguir un proceso selectivo. “Parece lo más justo concentrar casi en exclusiva las medidas que

se adopten para conseguir esta rebaja en el personal que ha accedido a su puesto sin cumplir con los requisitos legales de oposición y concurso de méritos”, ha explicado el edil, que ha estimado que en la actualidad sólo 250 funcionarios y laborales fijos de los 950 trabajadores que conforman la plantilla lograron su plaza siguiendo esos procesos.

 

El regidor ha avanzado además que la misma medida que se acuerde para rebajar este coste de la plantilla municipal se aplicará, en la misma proporción, también a los miembros del equipo de gobierno y al personal de confianza; de forma que se rebajarán las retribuciones que éstos perciben o se reducirá el número de cargos eventuales. “Hay que ser coherentes y aplicar la misma regla para todos, ya que el esfuerzo lo tenemos que hacer todos”, ha agregado el regidor, que ha aclarado que el equipo de gobierno todavía no ha decidido ni adoptado ninguna determinación sobre el asunto porque ha estado a la espera de una propuesta que viene avalada por los representantes de los trabajadores.

 

García Urbano ha explicado que ante la falta de consenso entre las diferentes secciones sindicales en relación a las medidas para lograr el ahorro de seis millones de euros, el equipo de gobierno planteará la próxima semana la propuesta municipal para lograr este objetivo y aunar criterios. A partir de entonces, se establecerá un mes de negociación sobre las medidas planteadas por el equipo de gobierno”. García Urbano se ha referido a la urgencia del asunto, ya que, ha explicado que se han comenzado a firmar los préstamos con las entidades bancarias para el pago a proveedores adheridos al decreto del Gobierno central.

 

“Hasta ahora el equipo de gobierno ha estado esperando propuestas firmes, viables y consensuadas entre los sindicatos. Nadie cuestionó esta metodología al inicio de las negociaciones y no me vale que ahora se diga que conseguir la unidad sindical era inviable”, ha considerado. El primer edil ha señalado además que las medidas planteadas por los sindicatos “quedan muy lejos” de los seis millones de euros necesarios y exigidos en el Plan de Ajuste que el Consistorio tiene que cumplir para el pago a proveedores.

 

Por su parte, la concejala del área de Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha detallado que las propuestas presentadas en las reuniones por las diferentes secciones sindicales han sido “insuficientes”. En cuanto a las jubilaciones incentivadas, que según los sindicatos supondría un ahorro de 927.000 euros, la edil de Personal ha señalado que ésta sería una medida que dependería de los empleados que voluntariamente quieran acogerse y que, además, supondría una inversión previa de 349.000 euros. Al respecto, ha explicado que solo  tres trabajadores municipales se han interesado por acogerse a esta medida, por lo que no se alcanzaría el ahorro planteado por los sindicatos. En relación al ahorro de 1,5 millones con la amortización de vacantes, cuantificado por los sindicatos, “esto no se corresponde con la realidad porque la vacante es un gasto no producido, con lo que no se puede ahorrar aquello que no está gastado”.

 

También ha lamentado que los distintos sindicatos no han coincidido en las mismas, tal y como ha sucedido con la eliminación de los programas de productividad y horas extraordinarias que recibe Policía Local y Bomberos planteada por CCOO y UGT pero rechazada por CSIF y ATAE. Fernández-Fígares ha explicado que otra medida donde se encuentran divididos los sindicatos ha sido en la que hace referencia a la reducción del salario proporcional a la jornada. Mientras que CCOO y UGT promueven esta opción, CSIF y ATAE expresaron su desacuerdo con la misma.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies