El Ayuntamiento entrega documentación económica y laboral a los sindicatos para que realicen propuestas que permitan ahorrar seis millones

La concejala del área de Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento ha entregado a los sindicatos información solicitada durante la pasada semana sobre aspectos económicos y laborales. En los documentos que han sido facilitados se incluyen la relación de empleados por categoría profesional, edad, antigüedad y retribuciones, valoración de las plazas vacantes y amortizaciones por jubilación

y/o fallecimiento; así como la relación de empleados que reciben el denominado Complemento Personal Transitorio (CPT) (cantidades salariales que están por encima de lo que recoge el convenio colectivo).

De esta información se desprende que el coste medio por trabajador se acerca a los 30.000 euros anuales y que el CPT -que reciben unas 64 personas de la plantilla- asciende a 365.000 euros.

Con esto, la edil ha señalado que el Ayuntamiento cumple con lo solicitado por los sindicatos, ya que desde el mismo día 16 de abril se les está facilitando datos para su estudio y posterior negociación en la reunión de sindicatos que tendrá lugar esta tarde. Fernández-Fígares ha subrayado que la intención del equipo de gobierno es alcanzar la unanimidad en la propuesta para lograr ahorrar seis millones de euros en el coste que supone la partida de personal, de forma que se puedan equilibrar los ingresos con los gastos del Ayuntamiento.

Para ello, la edil ha indicado que se pretende que sean las cuatro secciones sindicales (CSIF, ATAE, UGT, CCOO) quienes logren  aunar criterios para conseguir dicho acuerdo. “Esperamos que con toda esta documentación, los sindicatos nos puedan hacer una propuesta para poder alcanzar este objetivo”, ha añadido la responsable del área de Personal.

Por parte del área Económica, el concejal responsable de la misma, Manuel Aguilar, ha explicado que se le ha entregado la documentación completa del plan de ajuste, la documentación completa del plan de saneamiento; así como el presupuesto general de 2012.

“Esta reducción que se está planteando era algo necesario para equilibrar un ayuntamiento arruinado, pero a partir del decreto del pago a proveedores pasa de ser necesario a obligatorio. A lo que la ley nos obliga ahora es lo que el sentido común nos debía haber llegado desde hace años, conociendo este problema hemos creado una estructura de personal que ha llegado a suponer el 94% de los ingresos de esta administración”, ha añadido el edil.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies