El Ayuntamiento comenzará a negociar la próxima semana con los sindicatos las medidas de ajuste de la plantilla para pagar a proveedores

El concejal del área Económica del Ayuntamiento de Estepona, Manuel Aguilar, ha anunciado que el equipo de gobierno ha convocado a los sindicatos representantes de los trabajadores municipales para comenzar a negociar el próximo 12 de abril las medidas incluidas dentro del plan de ajuste elaborado para poder pagar el préstamo de más de 63 millones de euros, dirigido a

proveedores.
El documento, aprobado en pleno y remitido al Gobierno central para su visto bueno, contempla disminuir el coste de la masa salarial en seis millones de euros para equilibrar el déficit estructural presupuestario, requisito previo para la obtención del préstamo para el pago de proveedores, que dará un balón de oxígeno a la economía local; así como al mantenimiento del empleo que estas empresas proporcionan.


Aguilar ha subrayado que, en contra de la opción escogida por la mayoría de otros municipios de la provincia, el equipo de gobierno no aplicará subida de impuestos ni tasas a los ciudadanos, ya que ha reiterado el compromiso adoptado por el Ejecutivo local de no incrementar la presión fiscal sobre las familias y de intentar reducir esta carga.


'La mala gestión de los últimos años no puede aumentar la losa que soportan los ciudadanos de Estepona; la presión fiscal de Estepona, por las medidas de los últimos cinco años, ha hecho de la localidad un lugar caro para vivir en una situación de crisis generalizada. El pueblo de Estepona no puede seguir asfixiándose para pagar los despropósitos del anterior alcalde cuya tónica de gastar más que ingresaba, gastar sin conocimiento de lo que contrataba para después dejar de pagar facturas a su antojo había llevado al Ayuntamiento al borde del colapso', ha añadido el edil.
El responsable del área Económica ha destacado además que el gobierno local lleva casi diez meses 'haciendo sus deberes' con el desarrollo de iniciativas destinadas a contener el gasto, reducir costes y mejorar la tributación, lo que ha permitido, según ha añadido, el funcionamiento de un ayuntamiento que estaba 'al borde del colapso'. Asimismo, ha recordado que el Consistorio, gracias a las medidas de ahorro puestas en marcha, inició a finales del año pasado el pago de 1,2 millones de euros de la deuda con proveedores, autónomos y particulares.


Así, en relación a las medidas para obtener ingresos, Aguilar ha reiterado que el Consistorio está llevando a cabo una labor para mejorar la eficacia de la recaudación en ejecutiva y en voluntaria y un plan de inspección tributaria para hacer aflorar inmuebles que no están tributando, 'sin que esto suponga un coste para quienes pagan sus impuestos'. 'Con la aprobación y entrada en vigor durante el anterior gobierno socialista de los nuevos valores catastrales en todo el término municipal se produjo un aumento considerable de la presión fiscal en el municipio, convirtiéndonos en uno de las ciudades con valores catastrales más elevados de España', ha agregado Aguilar.
Sobre reducción del coste del personal municipal, el responsable del área Económica ha recordado que en agosto del año pasado se firmaron acuerdos con los sindicatos para modificar los convenios colectivos que permitieron un ahorro de unos 3,5 millones de euros anuales, sin recortar las retribuciones salariales. Asimismo, la señalado que la disolución de la totalidad de las seis sociedades municipales y la integración en el Ayuntamiento de la plantilla que prestaba servicio en las mismas supuso un ahorro solo en cotizaciones a la Seguridad Social de 286.917 euros anuales. A esto se suma la reducción en los cargos de confianza respecto al anterior mandato, que logró un ahorro de 300.000 euros anuales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies