La Policía Local de Estepona detiene a cuatro personas por robar material de una obra de soterramiento de lineas de alta tensión

La Policía Local de Estepona ha anunciado  que durante la tarde de ayer procedió a la detención de cuatro personas por sustraer diversos materiales procedentes de las obras de soterramiento de las líneas de alta tensión que se están llevando a cabo en el polígono industrial del municipio. Los agentes, tras recibir una llamada telefónica advirtiendo de los hechos, localizaron

a los individuos, dos hombres y dos mujeres, cuando abandonaban el lugar subidos en una furgoneta con remolque. En su interior la Policía encontró cinco postes , 20 metros de cable de alta tensión, tres arquetas de aguas pluviales, un banco y otros materiales. El conductor del vehículo reconoció a los agentes que todo había sido sustraído en las citadas obras, por lo que las cuatro personas fueron puestas a disposición de la Comisaría de Policía Nacional.

Por otra parte, la Policía Local se ha incautado un total de 676 cajetillas de tabaco de contrabando en cuatro quioscos del municipio mientras realizaban labores de prevención y vigilancia. Los agentes abrieron las respectivas actas de inspección haciendo constar el decomiso y la delegación de Comercio y Consumo abrirá a los establecimientos un expediente sancionador por la venta de productos no autorizados. Según las estimaciones de la Policía Local, el valor en el mercado de las cajetillas incautadas superaría los 2.000 euros.

 

Por otra parte, la Policía Local ha detenido a dos individuos de nacionalidad rumana que se encontraban retirando muebles y enseres de una vivienda sin contar con el preceptivo permiso de sus propietarios. Tras ser avisados telefónicamente, los agentes se desplazaron hasta la urbanización Bermuda Beach, donde se encontraba el inmueble, y comprobaron que una de sus puertas había sido forzada. Los detenidos aseguraron que un tercero les había vendido los artículos que estaban depositando en una furgoneta, algo que fue desmentido por el propietario de la casa, por lo que fueron puestos a disposición judicial. Los agentes comprobaron que en el vehículo se encontraban también enseres de una segunda vivienda situada a unos 15 kilómetros. Este material también fue intervenido y puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía.

Asimismo, durante el fin de semana, los agentes de la Policía Local en colaboración con miembros de Policía Nacional realizaron una serie de controles de seguridad donde se practicaron dos denuncias por alcoholemia, cinco a propietarios de vehículos que no habían pasado la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) y dos a coches cuyas matriculas resultaban difícilmente identificables. Los agentes confeccionaron además un acta de drogas, otra por posesión de objeto contundente y tres denuncias por infringir la Ley 1/92 por alterar la seguridad colectiva.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies