El Ayuntamiento impulsa la Agenda Local 21 que fija criterios medioambientales para lograr una ciudad más sostenible

La concejala del área de Medio Ambiente, Susana Arahuetes, ha anunciado que el Ayuntamiento de Estepona ha concluido la primera fase de la Agenda Local 21, un documento medioambiental que recoge actuaciones para conseguir mediante la gestión municipal un desarrollo sostenible de la ciudad  y favorecer la participación ciudadana en la toma de decisiones sobre esta materia. Así, en la

confección de este documento han colaborado una veintena de colectivos, entre los que se encuentran asociaciones vecinales, ecologistas, deportivas y sociales.

Arahuetes ha indicado además que la elaboración de la Agenda Local 21 es un “requisito imprescindible” para que el Consistorio pueda optar a una línea de programas subvenciones que permiten el desarrollo de proyectos medioambientales como mejoras del saneamiento, la creación de caminos rurales o la construcción de redes de carril bici, entre otras actuaciones.

En ese sentido, ha lamentado que la “dejadez” del anterior equipo de gobierno a la hora de elaborar este documento base haya supuesto “la pérdida de millones de euros” en ayudas que hubiesen contribuido a mejorar aspectos ecológicos del municipio. Asimismo, ha apuntado que el equipo de gobierno tuvo que solicitar en julio una prórroga a la Junta de Andalucía para elaborar este documento, ya que los plazos fijados para que Estepona presentase la información necesaria iban a concluir, lo que supondría que el municipio se quedase fuera de “un circuito de ayudas”.

La edil de Medio Ambiente ha explicado que en esta primera fase de la Agenda Local 21 se ha encargado una auditoría medioambiental a una consultora que ha identificado los principales problemas y fortalezas que tiene Estepona en esta materia. Los trabajos, que han sido cofinanciados a partes iguales por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, revelan que el municipio dispone de una buena calidad en el aire, de un servicio eficaz de recogida selectiva de residuos y de un agua para consumo humano de un nivel excelente.

Otros puntos fuertes del municipio son la cantidad de contenedores de residuos especiales de los que dispone en sus calles, el Plan de Optimización Energética Municipal (POEM) que propone la instalación de placas solares en los edificios públicos para un mayor ahorro energético o la posibilidad de utilizar agua desalada procedente de la planta desaladora de Río Verde.

Arahuetes ha señalado que en esta primera fase de la redacción también se ha realizado una encuesta ciudadana a más de 400 personas para conocer sus preocupaciones e intereses medioambientales. A ese respecto, la concejala ha apuntado que el 97 por ciento de los consultados están de acuerdo con que se multe o sancione a los individuos que no sean respetuosos con el patrimonio ecológico. A ese respecto, se ha mostrado “satisfecha” porque es una muestra de que la ciudadanía es cada vez más consciente de la importancia que tiene el medio ambiente en el desarrollo de un municipio.

Por otra parte, la responsable de la delegación de Medio Ambiente ha anunciado que en la segunda fase de este proyecto se elaborará un Plan de Acción Medioambiental donde se plasmarán acciones concretas para mejorar los problemas detectados por los colectivos, los técnicos municipales y la consultora. Arahuetes ha añadido que la aplicación de esas medidas también estarán sujetas a futuras subvenciones a las que se podrán optar por disponer ya de la Agenda Local 21.

La edil ha explicado que toda la documentación al respecto está disponible en la web www.agenda21estepona.es y que la participación ciudadana en esta iniciativa sigue abierta.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies