El alcalde, satisfecho porque la Junta respalda el proceso de integración de la plantilla municipal en el Ayuntamiento

El alcalde de Estepona, José María García Urbano,

ha aplaudido la decisión de la Junta de Andalucía de respaldar el proceso de integración de los trabajadores de las empresas municipales en el Ayuntamiento, después de que haya rehusado impugnar el procedimiento aprobado en pleno por el Consistorio en agosto del año pasado.

 

Así, el primer edil ha mostrado su satisfacción porque la Administración andaluza ha avalado el traspaso de estos empleados, tras analizar el expediente que el Ayuntamiento le entregó el pasado diciembre a la delegada provincial del Gobierno andaluz, Remedios Martel.

 

En este sentido, el alcalde ha recordado que pidió hasta en dos ocasiones una cita con la responsable de la Administración regional para explicarle en persona los detalles de este proceso. Al respecto, ha considerado que la Administración andaluza no debería haber cuestionado -tal y como así hizo en declaraciones públicas- la “diligencia” llevada a cabo por el Ejecutivo local en este asunto antes de conocer el contenido de este expediente, que estuvo consensuado con los sindicatos y que pasó el periodo de alegaciones “sin que nadie interpusiera ninguna”. “Creemos que la Junta perseguía un interés político en este tema, en lugar de la defensa de los intereses municipales”, ha señalado García Urbano.

 

En este sentido, el regidor ha reiterado que este traspaso de la plantilla municipal se realizó “cumpliendo en todo momento las exigencias que marca la ley”; al tiempo que ha recordado que con este trámite se culminó un acuerdo aprobado en un pleno de 2007 “al que ningún equipo de gobierno anterior había dado cumplimiento”.

 

Asimismo, ha recordado que esta integración de la plantilla se produjo junto a la disolución de las empresas municipales, que se encontraban en causa legal de ser disueltas debido a las deudas que acumulaban y que obligaban a aportar más de 74 millones de euros para evitar esta circunstancia; así como que estas sociedades fueron un instrumento partidista de la Administración local y una vía para la contratación del personal.

 

El regidor ha destacado que con la supresión de estas mercantiles -de capital íntegramente municipal- se  acabó con una doble estructura de funcionamiento dentro del Ayuntamiento “innecesaria”, se simplificaron los procedimientos administrativos relacionados con el personal y se ha logrado además un ahorro de más de 286.000 euros anuales solo en las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores que han dejado de pertenecer a las mercantiles.

 

Por otro lado, García Urbano ha señalado que este es el único expediente municipal por el que se ha interesado la Junta de Andalucía durante estos meses de gobierno; si bien, ha precisado que el equipo de gobierno, en su política de transparencia, está abierto para cualquier tipo de información que la Administración andaluza requiera sobre cualquier aspecto de la gestión municipal.

 

“Si la Junta se hubiera preocupado con anterioridad en conocer la desmesurada deuda generada por la gestión de estas empresas municipales o las contrataciones laborales realizadas mediante ellas sin seguir procedimiento de selección, quizá no se hubiera llegado a la situación de ruina y descontrol en la que encontramos el Ayuntamiento al llegar al gobierno”, ha concluido el alcalde.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies