El Ayuntamiento pone en marcha un plan de lucha contra el fraude fiscal que logra ingresos de casi seis millones de euros por nuevas altas del IBI

El concejal del área Económica, Manuel Aguilar, ha anunciado que el plan de lucha contra el fraude fiscal puesto en marcha por el equipo de gobierno al inicio del mandato ha logrado solo con las inspecciones sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un total de 11.920 nuevas altas de inmuebles que hasta ahora no estaban tributando, y que en

algunos casos acumulan retrasos de varios ejercicios; lo que va a permitir con esto una recaudación total de 5,9 millones de euros. Además, estas nuevas altas fiscales posibilitarán a partir de ahora incrementar el padrón de inmuebles y aumentar en cerca de dos millones de euros la recaudación anual por este impuesto.

Aguilar ha explicado que el Consistorio ha considerado prioritario la lucha contra los incumplimientos tributarios porque así los ciudadanos no pagarán más impuestos, sino que todos los vecinos cumplirán con sus obligaciones fiscales. Así, ha considerado discriminatorio que exista un porcentaje de ciudadanos que no tribute por lo que le corresponde, mientras la mayoría de los ciudadanos atiende sus impuestos.

“Es una cuestión de justicia fiscal para que seamos todos los que paguemos”, ha señalado el edil, que ha añadido que el Ayuntamiento seguirá con esta labor de control fiscal para dar de alta a todos los inmuebles que existen en el término municipal.

El concejal ha considerado que estos ingresos van a aliviar la complicada situación económica en la que se encuentra el Ayuntamiento y van a permitir mejorar los servicios que se prestan a los ciudadanos; al tiempo que ha recordado que esta medida está incluida dentro del plan de saneamiento elaborado por el equipo de gobierno para lograr aumentar los ingresos municipales, así como en el programa electoral con el que el PP concurrió a las municipales.

El responsable del área Económica ha manifestado que el compromiso del equipo de gobierno de no aumentar la presión fiscal sobre los ciudadanos se está cumpliendo. Además, ha recordado que durante el pasado año se tomaron medidas para ayudar a la economía de las familias y a los emprendedores mediante la reducción del tipo impositivo del IBI para que no aumenten los recibos, las bonificaciones para la tasa de basura y la eliminación de la tasa de licencia de apertura para más de una treintena de actividades. En este sentido, ha reiterado que el decreto del Gobierno central aprobado a finales del año pasado no tendrá repercusión y no encarecerá el recibo del IBI de Estepona.

Esta labor de campo realizada desde el departamento de Catastro del Ayuntamiento de Estepona ha consistido en comparar los planos catastrales del municipio con la realidad de las viviendas edificadas para detectar los inmuebles que no están registrados en el censo catastral y se encuentran sin tributar. Asimismo, el concejal ha anunciado además que el Ayuntamiento extenderá este control fiscal a otros tributos como el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), tasa por apertura de establecimientos y por ocupación de la vía pública.

El plan de prevención del fraude fiscal operará en la intensificación en la lucha contra los incumplimientos tributarios, la mejora del control en la fase recaudatoria y la colaboración con los organismos fiscales supramunicipales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies