El Ayuntamiento propone un plan de pagos a la Seguridad Social para comenzar a abonar la deuda en 2012

El concejal del área Económica del Ayuntamiento de Estepona, Manuel Aguilar, ha anunciado hoy que el Consistorio ha planteado a la Tesorería General de la Seguridad Social un plan de pagos para “acabar con los incumplimientos de anteriores gobiernos municipales” y comenzar a saldar una deuda heredada que asciende a más de 40 millones de euros. El edil ha 

explicado que el propósito del equipo de gobierno es normalizar esta situación mediante un compromiso de pago a partir de 2012 que permita no seguir generando más débito con este organismo estatal.

Esta propuesta, que se encuentra en un nivel avanzado de negociación, aborda el pago de la deuda por la cuota inaplazable de cotizaciones atrasadas; así como atender las corrientes que se generan de forma mensual. “Ahora tenemos que concretar con la Seguridad Social los términos de esta propuesta, que significa otro paso más para conseguir poner orden en el Ayuntamiento”, ha considerado el responsable del área Económica.

Aguilar ha explicado que el presupuesto municipal que el Ayuntamiento ha elaborado para 2012 garantiza la atención a todos los gastos corrientes que se generen, incluida la cuota de la Seguridad Social y las retenciones fiscales. Para ello, el edil ha argumentado que las medidas de austeridad, planificación y de adecuación de la estructura de gastos van a posibilitar que estos pagos se puedan realizar durante éste y los próximos ejercicios.

 “El compromiso de no aumentar esta deuda desde enero de 2012 y el de ir reduciéndola conforme a las prioridades legales o judiciales es firme e irrenunciable; dado que el despilfarro y la desorganización son concepto que pertenecen al pasado de este Ayuntamiento”, ha añadido. “La deuda es enormemente abultada y el reflejo de una época, pasada pero reciente, donde la ortodoxia económica y la responsabilidad de la clase política local han brillado por su ausencia”, ha añadido el edil.

Al respecto, ha hecho referencia a las dificultades económicas encontradas por el equipo de gobierno para poder reanudar estos pagos, ya que cuando el equipo de gobierno accedió a la Alcaldía ya estaba agotado el 83% del presupuesto municipal para este ejercicio. “Ha habido que impulsar de forma urgente un plan de ajuste económico y esperar a tener un nuevo presupuesto para hacer frente a las obligaciones, no solo con la Seguridad Social, sino a los proveedores y organismos a los que el Ayuntamiento debe dinero”, ha destacado Aguilar.  

Asimismo, ha recordado que la Tesorería General de la Seguridad Social anuló el pasado 23 de mayo el plan de pagos de la deuda por el incumplimiento de los compromisos adquiridos por parte del anterior equipo de gobierno, ya que la Corporación había generado deuda nueva de ocho millones de euros desde que el Ayuntamiento alcanzó un acuerdo de aplazamiento del débito, en febrero de 2009.

Todo ello, -ha lamentado Aguilar- pese a que el anterior Ejecutivo local fijó unas condiciones de pago de la deuda “muy ventajosas” para sus años de gobierno, para “ahogar” después a las sucesivas corporaciones. Así, mientras que a los anteriores responsables municipales les correspondía pagar 1.6 millones de euros; durante este mandato, según lo acordado en el plan de pagos realizado en 2009, se establecía que se abonaran más de 11 millones de euros durante los cuatro años de gobierno.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies