El Ayuntamiento simplifica el procedimiento para la concesión de licencias de obra menor, que se obtendrán en un máximo de 15 días

La concejala del área de Fomento del Ayuntamiento de Estepona, Susana Arahuetes, ha anunciado que el equipo de gobierno ha elaborado una ordenanza municipal reguladora de la concesión de licencias urbanísticas que simplifica los procedimientos y normaliza el otorgamiento de estos permisos; al mismo tiempo que establece y aclara la documentación necesaria por parte de los particulares para lograr estas

licencias. La norma municipal se someterá a aprobación en el próximo pleno ordinario.

Con el nuevo procedimiento administrativo, los interesados en llevar a cabo actuaciones que requieran una licencia de obra menor; esto es, obras de escasa entidad constructiva y económica, podrán iniciar estos trabajos en un plazo de 15 días desde que la documentación completa tiene entrada en el Consistorio. De esta forma, el procedimiento especial que establece esta normativa servirá para legitimar la realización de determinadas actuaciones solo con solicitarlo al Ayuntamiento, con las formalidades previstas, y con esperar a que transcurra el citado plazo sin haber recibido ningún requerimiento o veto por parte de la Administración.

La simplificación del procedimiento consiste, por tanto, en un control preventivo del tipo de obra y documentación aportada a la hora de registrar la solicitud de licencia, en previsión de un visto bueno técnico y jurídico; así como en la previsión de que en el caso de no comunicación en contra en 15 días desde que la documentación completa tiene entrada en el Ayuntamiento, las obras solicitadas pueden dar inicio, entendiéndose concedida la licencia.

Con todo, se sigue manteniendo la necesidad de la resolución expresa de la Alcaldía, estando dichas obras sujetas en cualquier momento durante su ejecución o con posterioridad a la inspección municipal.

Sobre el asunto, la edil de Fomento ha argumentado que con esta ordenanza se pretende mejorar el funcionamiento de la administración local y agilizar el trámite administrativo de concesión de licencias urbanísticas para que en un corto espacio de tiempo el interesado pueda acometer las obras solicitadas. Esto permitirá además disponer de fórmulas eficaces para prevenir el estancamiento de expedientes, evitándose el colapso del departamento municipal de Urbanismo con procedimientos largos para temas de escasa entidad urbanística; así como las largas esperas por parte de los ciudadanos.

“Se establece una aclaración sobre la documentación a presentar para la obtención de la licencia, que hasta ahora daba lugar a muchos requerimientos añadidos por no existir claramente un listado sobre requisitos para cada caso de licencia”, ha añadido Arahuetes, que ha anunciado que esta información se facilitará a partir de ahora en la web municipal.

La nueva ordenanza municipal es, en definitiva, un instrumento para regular la concesión de licencias urbanísticas, ya que hasta el momento el Consistorio solo disponía de la normativa urbanística del PGOU y de las ordenanzas que regulan aspectos fiscales de dicha actividad administrativa y “solo de modo conciso los aspectos procedimentales de la misma”.

La ordenanza establece procedimientos diferenciados según se trate de obras mayores de gran complejidad o simplemente obras menores de sencilla ejecución, presupuesto limitado y urbanísticamente inocuas. Asimismo, fija medios de control “ágiles y eficientes” en materia de ejecución e inspección de obras.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies