El Ayuntamiento instala pasos elevados para mejorar la seguridad en tres zonas del núcleo urbano

El Ayuntamiento de Estepona ha informado de que operarios de las brigadas municipales están ejecutando la instalación de pasos elevados en varios puntos del municipio para mejorar la seguridad y evitar atropellos de peatones. En la actualidad, los empleados municipales están trabajando en la calle Tres Banderas. La concejala adscrita a Participación Ciudadana, visitó esta barriada y la asociación de

vecinos solicitaron esta infraestructura argumentando que se trata de una zona con una pendiente pronunciada donde los coches circulan con gran velocidad, y que existe “peligro” ya que en las proximidades hay una zona de juego frecuentada por niños.

La concejala adscrita al área de Personal y responsable de las brigadas operativas, Pilar Fernández-Fígares, ha explicado que con esta actuación se pretende reducir la velocidad de los conductores para reforzar la seguridad de los peatones en estas céntricas vías. “Son una de las principales zonas de paso de la localidad, tanto por peatones como vehículos. Su extensión incita a los conductores a alcanzar velocidades superiores a las permitidas, mientras que estas plataformas elevadas obligan a frenar a los vehículos que en esta vía circulen a una velocidad excesiva”, ha argumentado la edil.

Una vez que concluyan estos trabajos, los operarios se trasladarán a la zona de Nueva Estebbuna para colocar otro paso elevado en el final de la avenida Juan Carlos I. Esta obra sustituirá al paso elevado que ya existe y que se encuentra en mal estado.

Fernández Fígares ha apuntado que otro de los puntos conflictivos donde el Ayuntamiento ha intervenido dentro de este plan de actuación es en la calle Ortega y Gasset, junto a la residencia de ancianos Virgen del Carmen. “Aquí se habían producido varios accidentes de tráfico con peatones involucrados y existía inseguridad por parte de los mayores que acuden a este centro”, ha explicado la edil, que ha asegurado que en este punto, los trabajos han finalizado esta semana.

La concejala ha subrayado además que con estas infraestructuras se atienden las peticiones de los colectivos de personas con discapacidad, que reclamaban la eliminación de barreras arquitectónicas. Así, con la conclusión de estos trabajos, estos pasos han quedado a la altura de la acera, facilitando el tránsito de personas con movilidad reducida.

Al margen de estas actuaciones, la edil ha recordado además que el pasado agosto concluyeron los trabajos que permitieron dotar a la céntrica avenida Juan Carlos I de dos pasos elevados, suprimiendo de esta forma un punto negro de tráfico que ha provocado numerosos accidentes por atropellos en los últimos años.

De esta forma, el equipo de gobierno dio cumplimiento a un clamor vecinal que reclamaba que se tomaran medidas para terminar con los frecuentes siniestros de tráfico donde se ven implicados peatones.

Todas estas obras se llevan a cabo con personal municipal y con materiales del Ayuntamiento para reducir los costes de estas actuaciones.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies