El Ayuntamiento inicia las gestiones para poner en marcha el 'plan Árbol' con la reforestación de la autovía A-7

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha solicitado al jefe de conservación de Carreteras de la Demarcación de Málaga -dependiente del Ministerio de Fomento-, José Antonio Domingo, la preceptiva autorización para la ejecución del proyecto de reforestación de los accesos de la A-7 a su paso por Estepona, que está promovido por el Ayuntamiento de Estepona.

Esta primera actuación

forma parte del programa de reforestación bautizado como 'plan Árbol' que el PP incluyó dentro de su programa electoral para las pasadas elecciones municipales. En concreto, el regidor ha explicado que esta iniciativa tiene como finalidad generar un paisaje urbano y periurbano más armónico, mediante la integración de la trama urbana y los accesos con la cubierta vegetal; así como el embellecimiento de la localidad para convertir Estepona en un espacio “más habitable y sostenible”.

“Estamos haciendo los trabajos previos para poder implantarlo en los alrededores de la A-7, para rodear la circunvalación de Estepona con vegetación, ya que ahora es una zona de talud despoblada, con una elevada degradación ambiental”, ha explicado García Urbano. El alcalde ha anunciado además que esta intervención se ampliará hasta el casco urbano, con la intención de potenciar los atractivos que posee la localidad, generando una especie de jardín botánico al aire libre.

“Es uno de los proyectos municipales que cambiará la imagen de la ciudad y para el que ya contamos con los informes favorables de técnicos municipales”, ha añadido el alcalde, que ha recordado que la implantación de este plan de reforestación contempla la plantación de no menos de 7.000 árboles en todo el municipio. Para ello, se contará con ejemplares del vivero municipal y de la Diputación de Málaga.

La plantación, que se iniciará “de forma inmediata” una vez se cuente con los permisos correspondientes, se realizará con especies arbóreas y arbustivas de origen mediterráneo que no necesitan riego, para crear zonas verdes de bajo mantenimiento.

 

El primer edil ha expuesto que se trata de una repoblación forestal de protección, fundamentalmente con una función de restauración paisajística de las zonas marginales ligadas a la autovía y vías de acceso, instaurando un bosque de especies autóctonas que produzcan un efecto de pantalla visual y atenúen los efectos del ruido asociado al tráfico en toda la zona circundante.

Además de dotar a Estepona y su paisaje de una mayor armonía, el 'plan Árbol' supone la integración del paisaje en la trama urbana, con los beneficios que esto conlleva: oxigenación de las zonas afectadas, suvizador de temperaturas o poder descontaminador.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies