El Ayuntamiento reduce casi a la mitad el gasto en combustible con las medidas de control sobre los vehículos municipales

El concejal adscrito al área de Economía, José Antonio Vílchez, ha anunciado que el plan de control del parque móvil ha permitido reducir casi a la mitad el gasto en combustible.
Así, cuando el equipo de gobierno llegó, la cifra de consumo se situaba en torno a 22.000 euros mensuales; mientras que con las nuevas medidas puestas en marcha, el consumo se ha conseguido bajar hasta los 12.500 euros mensuales, según el último dato contabilizado por el Ayuntamiento, correspondiente a septiembre. Con estas cifras, el edil prevé un ahorro por este concepto de, al menos, unos 100.000 euros anuales.

El concejal ha detallado que esta reducción se ha producido gracias al control "exhaustivo" que se está realizando sobre el "uso adecuado" que se le da a los vehículos municipales por parte de los empleados del Ayuntamiento y mediante una revisión del kilometraje que se realiza a estos coches. Con esto, se pretende, entre otras cosas, que los vehículos no sean empleados fuera del horario laboral.

"Hasta ahora no había control sobre los recorridos que realizaban estos coches cuando terminaba la jornada laboral y las personas que los empleaban", ha indicado el concejal, para quien esta actitud de falta de autoridad es otra muestra de la falta de rigor con la que ha funcionado el Ayuntamiento en los últimos años.

Para este control del parque móvil se ha habilitado en las dependencias de la Policía Local un recinto donde a diario se aparcan todos los vehículos tras la finalización de la jornada laboral, con el objetivo de que sea más fácil comprobar que todos ellos se encuentran dentro del Ayuntamiento y ninguno se utiliza para finalidades personales. Asimismo, efectivos de la Policía verifican que solo las personas autorizadas para usar los servicios de estos coches puedan retirarlos de este recinto.

El edil ha asegurado además que esta reducción en el gasto del combustible -pese al incremento de precio que ha experimentado el carburante- es "perfectamente compatible" con la óptima prestación de los servicios municipales. Vílchez ha recordado además que esta medida se incluye dentro del plan de austeridad puesto en marcha por el equipo de gobierno al llegar a la Alcaldía, que tiene ya implantadas medidas para ahorrar anualmente, al menos, cinco millones de euros.

Según ha indicado el concejal, esta forma de gestión con contención del gasto contrasta con la política de "derroche" llevada a cabo por el anterior equipo de gobierno. Así, el edil ha puesto como ejemplo que mientras el anterior alcalde suscribió un contrato de alquiler de un coche oficial para cuatro años con un coste cercano a los 70.000 euros, el actual regidor ha dado por finalizado este contrato y emplea para los desplazamientos oficiales su vehículo particular, ahorrando este gasto a las arcas municipales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies