El equipo de gobierno acuerda con los sindicatos un plan de pagos para saldar en tres años la deuda de un millón de euros con policías locales y bomberos

La concejala del área de Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha anunciado hoy que el equipo de gobierno ha llegado a un acuerdo de pago con los representantes sindicales de policías locales y bomberos para saldar la deuda que se arrastra con estos colectivos por las cuantías económicas impagadas desde 2009, que suman un total de un millón de euros, correspondientes a

760.000 euros en los ejercicios 2009 y 2010 y otros 300.000 euros de las cantidades que se están devengando de este ejercicio.

La edil ha señalado que en la mesa general de negociación -donde están representados las centrales sindicales CSIF, UGT y CC OO- se aprobó ayer por unanimidad un calendario de pago que consiste en abonar la deuda durante los próximos tres años. De tal forma, que el débito que se generó durante el ejercicio 2009 se comenzará a pagar en 2012, el de 2010 se abonará en 2013 y así hasta saldar en 2014 la totalidad de esta deuda, que se corresponde con retribuciones variables, en su mayor parte, productividades.  
Fernández-Fígares ha destacado la “rapidez y disposición” del Ayuntamiento en alcanzar este acuerdo, ya que la primera reunión con los representantes sindicales se produjo el 9 de septiembre. “Hemos dado una muestra de que solucionar este problema era una prioridad para el equipo de gobierno, que apostará por la seguridad de los ciudadanos”, ha indicado la edil, que ha explicado que de forma mensual se abonará en la nómina de estos funcionarios las cantidades correspondientes a estos compromisos de pago pactados con los sindicatos. 

Durante su intervención, la edil se ha referido a la decisión del anterior equipo de gobierno de suspender unilateralmente durante más de dos años estos pagos, esgrimiendo mediante una circular ausencia de liquidez para afrontarlos, mientras pagaba productividades millonarias a algunos de sus cargos de confianza.
Además, se ha preguntado por qué no fueron capaces de dar una solución al problema generado con un colectivo de empleados que es una pieza clave para garantizar la seguridad de los ciudadanos, sobre todo, teniendo en cuenta que se trataba de un pago de cantidades que era indiscutible por parte del Ayuntamiento.
“Una vez más tiene que ser este equipo de gobierno el que ponga punto y final a un problema que solo ha requerido capacidad y voluntad de gestión para acabar con él”, ha añadido la edil, que ha recordado que la falta de pago del anterior gobierno provocó un malestar entre la plantilla de policías, que incluso protagonizaron protestas en la calle, y bomberos.

La concejala ha asegurado que el equipo de gobierno ha buscado con esta negociación normalizar la situación con estos trabajadores y dotarles de un marco de seguridad jurídica y económica para poner en valor la labor que desarrollan. Así, se ha mostrado convencida de que este acuerdo abundará en una mejor prestación del servicio.
Fernádez-Fígares ha apuntado además que esto va a lograr conseguir la paz social con un colectivo que ha sido maltratado durante tres años y acabar con los más de 220 pleitos interpuestos contra el Ayuntamiento en los que policías y bomberos reclaman cantidades económicas. “Además del aspecto económico, se ha llegado a un acuerdo para que se retiren estos pleitos, lo que va a significar un importante ahorro económico y funcional para el Ayuntamiento, teniendo en cuenta el colapso que existe en la asesoría jurídica”, ha agregado la responsable del área de Personal.

La edil ha anunciado además que el equipo de gobierno ha trasladado a los representantes sindicales la intención de realizar “lo antes posible” una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en este área para establecer la situación objetiva de retribuciones para cada uno de los puestos y evitar recurrir a estas productividades.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies