El Consistorio pone en marcha un sistema de control presencial de la plantilla mediante huella digital

La concejala del área de Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha anunciado que el Ayuntamiento de Estepona va a poner en funcionamiento a partir del día 2 de noviembre el sistema de control de presencia del personal que forma parte de la plantilla municipal, a través del sistema digital instalado en las dependencias municipales y en los espacios donde se inicia y

concluye la jornada laboral que identifica a los usuarios mediante su huella dactilar.

Fernández-Figares ha detallado que este dispositivo de control -denominado como huella digital- registrará el inicio y la conclusión de la jornada laboral, así como las ausencias que se pudieran producir durante la misma. Durante el primer mes de funcionamiento el sistema de control tendrá carácter provisional, con la intención de que durante este periodo de tiempo se puedan corregir las incidencias que se puedan presentar; si bien, a partir de entonces, se comenzará a detraer de las nóminas las ausencias no justificadas y que no corresponden con los permisos laborales estipulados.

La concejala ha señalado que la implantación del sistema posibilitará “una mejor y más efectiva” organización de los hábitos laborales de los trabajadores que integran la plantilla municipal ya que hasta la fecha no existía ninguna herramienta de control integral de la presencia de trabajadores.

Asimismo, ha subrayado el beneficio que conllevará en la mejora del servicio público que se presta a los ciudadanos y en facilitar la labor a los trabajadores del propio departamento de personal.

“La conexión del sistema informático de estos dispositivos con el programa de control de nóminas permitirá un perfecto control y registro de las incidencias laborales, lo que redundará en la mejora de la gestión de los recursos humanos del Ayuntamiento”, ha señalado Fernández-Fígares. Así, la edil ha señalado que el enlace del sistema con el programa de nóminas se traducirá en un descuento automático cuando las ausencias no respondan a los permisos estipulados y quede acreditado que el trabajador no ha cumplido con la totalidad de su horario laboral.

La colocación de este sistema de control horario para el personal fue sufragado por el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad local, con una cuantía de 59.000 euros. En septiembre de 2010 se firmó el contrato con la empresa adjudicataria de la instalación de estos aparatos. Si bien, desde la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno se han registrado unas 300 huellas de empleados municipales que no constaban dentro del censo del programa informático con el que se trabaja y se han establecido, conforme al convenio laboral, las paradas dentro de la jornada laboral que pueden realizar los empleados.

La edil ha pedido la “máxima” colaboración del personal en el cumplimiento de estas normas, que resultan “básicas” para un control por parte de la empresa de presencia efectiva en el puesto de trabajo.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies