El Ayuntamiento elabora un plan de saneamiento para dar estabilidad a las arcas municipales, que acumulan más de 300 millones en deudas

El concejal del área Económica, Manuel Aguilar, ha anunciado que el Ayuntamiento de Estepona aprobará el próximo lunes en sesión plenaria un plan de saneamiento para el periodo 2012-2015, que será posteriormente remitido a la Junta de Andalucía. El edil ha explicado que con este documento se pretende dar estabilidad a las arcas municipales, que acumulan una deuda de más

de 300 millones de euros; así como dar cobertura legal al presupuesto municipal para los próximos ejercicios y evitar que se vuelva a aprobar un presupuesto “anulable en los tribunales” como el aprobado por el anterior gobierno.

“El objetivo es sacar del atolladero económico al Ayuntamiento para devolver la seriedad institucional y la confianza en los inversores y proveedores”, ha indicado Aguilar, que ha señalado que este plan de saneamiento es la “única fórmula para enjugar esta deuda heredada.
El edil ha señalado que en el plan de saneamiento se ha puesto de manifiesto que la situación económica del Ayuntamiento se caracteriza por un fuerte desequilibrio presupuestario, con ausencia casi total de autofinanciación y con una importante deuda fuera del presupuesto municipal, superior a los 165 millones de euros, como consecuencia de obligaciones firmes contraídas por las anteriores corporaciones municipales que no han sido siquiera reconocidas contablemente; y que a juicio del responsable del área Económica, evidencia la “irresponsabilidad y la falta de control” en el gasto que ha caracterizado  las gestiones de los anteriores gobiernos.

“Todo ello ha generado la existencia de fuertes tensiones de tesorería. Según la Tesorería municipal, más de 22 millones de euros de fondos procedentes del patrimonio público del suelo y más de 3,3 millones de euros de subvenciones finalistas se han destinado a satisfacer obligaciones corrientes y dichas cantidades están pendientes de reponer, aunque ya existen peticiones de devolución de ingresos”, ha apuntado el edil, en referencia al contenido del informe del plan de saneamiento elaborado desde la Intervención municipal. Aguilar ha anunciado también que el plan de saneamiento ha detectado el fuerte peso de los gastos de personal -que supone el 85% de la recaudación ordinaria del Ayuntamiento- y la “inexistente” gestión en materia de recursos humanos; así como la falta de una Relación de Puestos de Trabajo, cuya aprobación es obligatoria por ley para el Ayuntamiento.

Con todo, Aguilar ha detallado que las medidas correctoras que se incluyen en este documento económico, para su aplicación en los próximos tres años, establecen la creación de una auditoría interna para controlar que se cumplen los criterios de estabilidad propuestos; la elaboración de una Relación de Puestos de Trabajo; la congelación de las ofertas de empleo público; la reducción de horas extras y la congelación de contrataciones estacionales. También se contemplan nuevas fuentes de ingresos procedentes de la regularización urbanística; y la puesta en marcha de una campaña para dar de alta en el censo catastral las viviendas que en la actualidad no tributan. “La intención no es que los vecinos paguen más por los impuestos, como se ha hecho antes, sino que todos los ciudadanos tributen por sus viviendas”, ha aclarado el concejal, que ha añadido que además se propone una limitación de los gastos mediante una central de compras y un plan de ahorro energético.

“La imperiosa necesidad de buscar una solución a los problemas económicos encontrados nos ha llevado a elaborar este plan de saneamiento, que por otra parte, era preceptivo desde hace años. En 2008 los técnicos municipales ya alertaban de esta necesidad, sin embargo, los responsables municipales -ha proseguido el edil- miraron para otro lado para evitar tomar medidas económicas, que han agudizado la situación del Ayuntamiento y han puesto en peligro la prestación de los servicios”.

“Nosotros hemos hecho los deberes, no como los anteriores responsables municipales, que fueron incapaces de hacer en tres años de gobierno un plan de saneamiento para afrontar los problemas económicos”, ha señalado el edil. El responsable del área ha indicado  además que este plan de saneamiento va acompañado del plan de austeridad puesto en marcha por el Ayuntamiento tras llegar a la Alcaldía y con el que ya se han diseñado medidas para ahorrar más de cinco millones de euros anuales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies