El Ayuntamiento modifica la ordenanza fiscal para eliminar la tasa de licencia de apertura y bajar el tipo impositivo del IBI

“Vamos a mantener nuestro compromiso electoral de no subir los impuestos a los ciudadanos, pese a la complicada situación en la que se encuentra el Ayuntamiento”, ha señalado el edil. Al respecto, ha recordado que este compromiso no ha sido respetado por todos los gobiernos municipales y que fue el anterior equipo de gobierno quien en 2010 provocó una subida

del IBI bajando la subvención a los empadronados, que posteriormente tuvo que rectificar forzado por la oposición y el clamor vecinal. Aguilar ha anunciado además que se aplicará una exención de la tasa de la basura para las rentas y colectivos más desfavorecidos.
En el caso de la tasa por apertura de establecimiento, el edil ha explicado que con esta medida se pretende desde el equipo de gobierno establecer las condiciones óptimas para que los negocios se instalen en la ciudad. “Estamos convencidos de que esto va a favorecer el autoempleo y la creación de puestos de trabajo, y en definitiva, un repunte de la actividad económica”, ha señalado Aguilar.
El edil ha precisado que se beneficiarán de esta medida todas las actividades denominadas 'inocuas', excepto aquellas vinculadas a entidades bancarias, inmobiliarias y venta de automóviles, “que están vinculadas a grandes empresas y multinacionales”. “Creemos que con esto se va a favorecer la creación, a partir del próximo año, de un importante número de negocios atraídos por la eliminación de este tasa, que supone un importante desembolso para iniciar la actividad”, ha apuntado Aguilar, que ha cifrado el coste de la licencia de apertura entre 600 y 1.500 euros.
El responsable del área Económica ha explicado que se han adoptado más medidas para aminorar la carga fiscal y favorecer el tejido empresarial. En concreto, se ha referido a la modificación que se ha introducido en la ordenanza fiscal para que se bonifique el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) a las empresas ubicadas en la zona empresarial de El Padrón, para acabar con “una discriminación” que existía respecto a los empresarios del polígono Martín Méndez. El coste del IAE oscila entre los 8.000 y 12.000 euros.
Asimismo, el responsable del área Económica ha anunciado que la modificación de las ordenanzas fiscales supondrá además una actualización de los precios públicos de las actividades deportivas con el fin de ajustar el coste del servicio a lo que han de pagar los ciudadanos por él, ya que la cantidad que los vecinos abonan por estas actividades es “muy inferior” a lo que cuesta ofrecer el servicio.
En este sentido, Aguilar se ha referido a que “no vamos a subir los impuestos a los vecinos, pero no sería justo que todos los ciudadanos tuvieran que pagar costes generados por estas actividades deportivas cuya práctica, como el tenis o el pádel, es voluntaria. Lo que pretendemos es ajustar el precio de estos servicios con el coste para abundar en nuestro objetivo de conseguir un ayuntamiento saneado que tenga capacidad de realizar inversiones y no seguir aumentando la deuda municipal que el anterior gobierno ha dejado en unos 300 millones de euros.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies