El pleno aprueba la gestión indirecta de tres servicios para garantizar una mejor prestación, sin aumentar impuestos

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha explicado que con este procedimiento se da “un paso más hacia la normalidad” en el funcionamiento de los servicios. “No va a haber subida de impuestos y las playas y jardines van a estar mejor cuidados que nunca”, ha aclarado el primer edil.

La concejala del área de

Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha argumentado que los derechos de los trabajadores están garantizados y que la gestión indirecta de estos servicios permitirá exigir a las empresas concesionarias que cumpla con rigor sus obligaciones y que además realicen mejoras en los mismos, cuantificadas en más de un millón de euros.

En este sentido, ha recordado que la prestación de los servicios que ha realizado el anterior equipo de gobierno ha sido un “fracaso total”. Asimismo, la edil ha recordado a los socialistas que durante su anterior mandato aprobaron en 2008 la gestión indirecta de playas, jardines y limpieza; además del expediente para la externalización del alcantarillado.

Al respecto, el edil del área Económica, Manuel Aguilar, ha negado que los ciudadanos vayan a pagar más por la gestión indirecta de  estos servicios y ha manifestado que “lo más caro que le ha salido a los esteponeros han sido los tres años de la nefasta gestión del anterior equipo de gobierno”.

“No ha dejado nada en las arcas municipales para poder mejorar los servicios, en la actualidad deficitarios, por la dejadez de muchos años donde no se ha reparado maquinaria y no se han realizado inversiones”, ha señalado Aguilar. El edil ha recordado además que fueron los socialistas quienes crearon la tasa de la basura y alcantarillado en 2007 e intentaron una subida del IBI en 2010, que posteriormente tuvieron que rectificar.

En otro orden de cosas, la sesión plenaria ha aprobado la reasignación de uso de una parcela municipal en la zona El Marqués para equipamiento docente; así como la aprobación inicial de una modificación del planeamiento urbanístico en la zona de Parque Central para dar cumplimiento a un convenio urbanístico firmado en 2005 y evitar tener que devolver 2,4 millones de euros que la empresa depositó a la firma del convenio y que el anterior gobierno usó en gasto corriente. Asimismo, dentro de los asuntos urbanísticos, se ha aprobado de forma definitiva el estudio de detalle de la barriada de Pescadores, que se inició en septiembre de 2008 y que permanecía en suspenso desde entonces.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies