Aguilar acusa al anterior gobierno de “maquillar” las cuentas municipales para evitar hacer un plan de saneamiento

El concejal del área Económica del Ayuntamiento de Estepona, Manuel Aguilar, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento ha corregido la liquidación del presupuesto de 2009, elaborada y aprobada por por el anterior equipo de gobierno en febrero de 2010. El documento subsanado arroja un déficit presupuestario de 63,8 millones de euros; esto es, 20 millones de euros más que la

liquidación aprobada en 2010, por no registrar datos que formaban parte de la contabilidad municipal. De esta forma, Aguilar ha culpado al anterior equipo de gobierno de “maquillar” las cuentas municipales para ocultar la realidad económica del Ayuntamiento y evitar tener que tomar medidas de equilibrio presupuestario.

“Aprobaron un documento a sabiendas de que no era correcto porque así lo ponía de manifiesto desde la Intervención municipal, que reconoció en un informe que no había contado con toda la información necesaria para garantizar que el importe obtenido fuera el real. Y además, no se preocuparon ni se molestaron en corregirlo posteriormente”, ha apuntado Aguilar, que tras dar a conocer estos hechos, ha anunciado que la liquidación modificada ya se ha aprobado por decreto de la Alcaldía y se remitirá a la Cámara de Cuentas de Andalucía para que tenga constancia de esta nueva realidad, ya que el anterior equipo de gobierno “no fue capaz de hacerlo”. 

El edil ha explicado que dio órdenes al departamento de Intervención municipal de realizar esta corrección de errores tras llegar en junio a la Alcaldía y tener conocimiento de que el Tribunal de Cuentas tiene abiertas diligencias de investigación contra la liquidación presupuestaria del ejercicio 2009 por estas presuntas irregularidades. Asimismo, ha anunciado que ya se está trabajando también en la corrección de la liquidación del ejercicio 2010, que el anterior gobierno aprobó por decreto en abril de este año; si bien, no dio cuenta en el pleno de Corporación de este acuerdo, que como establece la ley se debería haber aprobado en sesión plenaria antes del 1 de marzo de este año.
El concejal del área Económica ha manifestado que tras modificar y corregir la liquidación de las cuentas municipales, se ha puesto de manifiesto la necesidad de realizar un plan de saneamiento ecónomico-financiero ante el “incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria”.

“La irresponsabilidad del anterior gobierno no tuvo límites y no tuvieron reparos en distorsionar los datos económicos para esconder una nefasta gestión al frente del Ayuntamiento”, ha criticado Aguilar, que ha reprochado que, con estos datos en la mano, el anterior equipo de gobierno “sacara pecho” sobre su gestión, asegurando que habían reducido su deuda en 20 millones. “Han hecho durante tres años una política de tierra quemada y de huida desesperada hacia adelante, dejando al Ayuntamiento con graves problemas de subsistencia económica”, ha añadido el concejal.

Con todo, Aguilar ha anunciado que el equipo de gobierno está ultimando el plan de saneamiento que comenzó a elaborar tras tomar posesión del gobierno municipal. El edil ha explicado que con el plan de saneamiento se quiere conocer la proyección de los ingresos de los próximos ejercicios y la contención del gasto para conseguir el necesario equilibrio financiero que permita afrontar y fraccionar las deudas municipales.

“Esto es el camino para conseguir la estabilización del Ayuntamiento con proveedores y organismos públicos, para recuperar la credibilidad perdida ante ellos”, ha manifestado Aguilar, que ha recordado que este plan de saneamiento se conjuga con el plan de austeridad puesto en marcha tras llegar al Consistorio, y que ya tiene medidas en marcha para ahorrar cinco millones de euros anuales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies