Aguilar destaca el plan de austeridad implantado “en tiempo récord” para ahorrar más de cuatro millones al año

El edil del área Económica del Ayuntamiento de Estepona, Manuel Aguilar, y la concejala del área de Personal, Pilar Fernández-Fígares, han realizado un balance de la gestión llevada a cabo durante los cien primeros días de gobierno en sus delegaciones. Ambos han destacado el “esfuerzo” llevado a cabo para “reconducir la situación en la que se encuentra el Ayuntamiento”.

En concreto,

Aguilar se ha referido a que se ha puesto en marcha “en tiempo récord” un plan de austeridad y control del gasto que supondrá un ahorro superior a los cuatro millones de euros anuales. Esta cuantía procede del plan de ajuste acordado con los sindicatos (que ahorrará 3,5 millones de euros al año); la reducción de cargos de confianza (un ahorro de 238.000 euros); la supresión de más de un centenar de líneas de telefonía móvil (un ahorro de 150.000 euros); la eliminación de alquileres de dependencias municipales y supresión de contratos de servicios (110.000 euros); la eliminación del vehículo oficial (18.000 euros) y el control de kilometraje y combustible del parque móvil (170.000 euros), entre otras medidas como la puesta  en marcha una central de compras para reducir el coste de los servicios y productos que se adquieren desde el Consistorio.

En este sentido, la edil del área de Personal ha destacado que una parte importante del ahorro que se ha producido procede de las medidas de ajuste adoptadas en la plantilla. En este sentido, ha explicado que se ha cumplido con el compromiso electoral de suprimir las empresas municipales para ganar en eficiencia en los servicios y ahorrar costes. En concreto, el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social de los empleados se reducirá en casi 300.000 euros  tras la integración del personal de las empresas municipales en el Ayuntamiento, debido a que las administraciones locales pagan un coeficiente menor que las empresas por este concepto.

“Este paso era una aspiración histórica de los trabajadores, desde hace más de cuatro años, y hemos demostrado que solo se necesitaba voluntad política para conseguirlo”, ha indicado la edil, que ha asegurado que también se ha puesto fin al conflicto con la banda de música y que se está negociando con el resto de la plantilla el pago de cuantías impagadas, con el objetivo de acabar con los más de medio millar de pleitos interpuestos por trabajadores municipales. Fernández-Fígares también se ha referido al plan de empleo puesto en marcha por el Ayuntamiento para favorecer la contratación de esteponeros en empresas privadas.   

En otro orden de cosas, el concejal del área económica ha anunciado que uno de los objetivos del equipo de gobierno es elaborar un presupuesto para el próximo ejercicio que no genere deuda nueva. “Hemos reducido el gasto y seguiremos haciéndolo en los próximos meses, junto con una optimización de los ingresos, sin tocarle el bolsillo al ciudadano que ya paga”, ha apuntado Aguilar, que durante su exposición a los medios ha reprochado que el anterior equipo de gobierno se gastó el 83% de los ingresos previstos para este año en solo seis meses de gobierno.

“Nos hemos encontrado un ayuntamiento sin rumbo, sin criterio, sin justificación de gastos, dejando de deber dinero a proveedores y con el dinero previsto para este año casi agotado”, ha lamentado el responsable del área Económica.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies