El Ayuntamiento elimina cinco plazas para personal directivo presupuestadas por el anterior gobierno en 400.000 euros

El Ayuntamiento de Estepona ha amortizado cinco plazas contempladas en el presupuesto municipal  por el anterior equipo de gobierno para puestos de director general, con unas retribuciones que ascienden a un total de 398.671 euros anuales.

La concejala de la Presidencia, Ana Velasco, ha argumentado que estos puestos de personal directivo “no se ajustan dentro del plan de austeridad iniciado por

el equipo de gobierno” y aceptado por los representantes sindicales, que pretende ahorrar siete millones de euros en los próximos dos años. “Estos puestos directivos que el anterior gobierno iba a ocupar van en contra de cualquier política de contención del gasto municipal”, ha indicado la concejala, que se ha preguntado si con estas plazas se pretendía dar cobertura y blindar puestos dentro de la plantilla a cargos de confianza cesados. 

Sobre el asunto, ha explicado que el equipo de gobierno no va a mantener estas plazas, que contemplan una retribuciones “desorbitadas”, superando los 79.700 euros para cada uno de los puestos previstos; al tiempo que ha recordado que el Ejecutivo local ha reducido el número de cargos de confianza contratados, así como el coste de sus retribuciones.

“Es inaceptable que se hayan mantenido puestos políticos dentro de las empresas municipales que recibían unas retribuciones de 104.000 euros al año, tal y como ha sucedido en el anterior mandato”, ha señalado la concejala de la Presidencia, que ha recordado que la persona que recibía estas retribuciones es una de las nueve que ha demandado al Ayuntamiento para reintegrarse en la plantilla municipal tras ser cesados como cargos de confianza.

Velasco ha apuntado además que el equipo de gobierno ha incluido una cláusula en la modificación del convenio colectivo acordada con los sindicatos para impedir que los cargos políticos contratados a través de las empresas municipales se reincorporen y consoliden su puesto de trabajo, mediante sentencias judiciales, tras ser cesados.

“Hay que acabar con los métodos llevados a cabo en gobiernos anteriores que han querido colocar a estos cargos políticos por la puerta de atrás, mediante contratos en las empresas municipales como personal de alta dirección, dejándoles vía libre para que mediante reclamaciones judiciales puedan consolidar su puesto dentro del Ayuntamiento. Ninguno de nuestros cargos de confianza se van a permanecer en la plantilla cuando nosotros cesemos en nuestros cargos porque todos han sido contratados en el Ayuntamiento y no en empresas municipales”, ha manifestado la edil.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies