El equipo de gobierno y los sindicatos comienzan a negociar el plan de austeridad

El equipo de gobierno de Estepona y los representantes de las centrales sindicales han mantenido esta tarde una reunión para abordar el plan de austeridad. Tras la misma, la concejala del área de Personal, Pilar Fernández-Fígares, ha valorado que en este encuentro se haya comenzado a negociar sobre todos los aspectos del plan de austeridad, propuesto por el equipo de

gobierno para aminorar el gasto que supone la plantilla municipal y aumentar la eficiencia de los servicios. La aplicación de estas medidas va acompañado del proceso de integración de los 720 trabajadores de las empresas municipales en el Ayuntamiento.

“Se está más cerca de llegar a un acuerdo entre las partes, lo que nos va a permitir equilibrar los gastos y los ingresos para el próximo presupuesto municipal”, ha señalado el concejal del área Económica, Manuel Aguilar, que ha destacado que con las medidas propuestas se va a conseguir ahorrar más de tres millones de euros anuales.

Ambas partes han quedado emplazadas a una nueva reunión, que se producirá a finales de esta semana, en la que está previsto que los representantes sindicales maticen en forma de contrapropuesta algunos de los planteamientos expuestos desde el equipo de gobierno, que ha aportado la documentación requerida por los sindicatos.

Fernández-Fígares ha agradecido a los sindicatos su disposición a entrar a negociar estos aspectos, que fueron propuestos por primera vez en la reunión informativa celebrada el pasado 5 de julio.  Al respecto, ha reiterado la “urgencia” de adoptar medidas de forma inmediata ante la “pésima” situación económica en la que se encuentra el Ayuntamiento.

Cabe recordar que el planteamiento que los responsables municipales han realizado a los sindicatos permitirá un ahorro que se ha cuantificado en unos 3,5 millones de euros anuales, mediante la congelación, de forma temporal, de los salarios y la suspensión -también temporal- de las cláusulas económicas del convenio que no afecten a las retribuciones básicas, tales como gastos de oftalmología, odontología y otras compensaciones.

Dentro de este ahorro se incluye además la supresión del complemento de puntualidad y reducción del absentismo laboral, que reciben los empleados por acudir a trabajar y no ausentarse de su puesto de trabajo. Este último concepto supone en torno a 1,2 millones de euros anuales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies