La edil de Personal lamenta que los sindicatos no entiendan la urgencia de tomar medidas necesarias para poder pagar las nóminas

La concejala del área de Personal y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Estepona, Pilar Fernández-Fígares, ha lamentado que los líderes sindicales “no entiendan la urgencia de negociar los asuntos planteados por el equipo de gobierno” y rehuyan del debate para adoptar medidas, desviando la atención para intentar hacer creer que el equipo de gobierno está usando el “chantaje” y la

“presión” contra los trabajadores.

En este sentido, la edil ha asegurado que hasta el momento se han remitido tres escritos instando a los sindicatos a celebrar una “reunión urgente” para abordar el plan de austeridad planteado. “No hay ningún chantaje a los empleados, estamos abiertos a la negociación, pero consideramos que no se está trabajando con la premura que hemos solicitado”, ha añadido la responsable del área de Personal.

Fernández-Fígares ha reiterado que el compromiso del equipo de gobierno y el “objetivo número uno” es garantizar la integridad de la plantilla y proceder a la integración de los trabajadores de las empresas municipales en el organigrama del Ayuntamiento y poder pagar las nóminas, que el anterior equipo de gobierno no dejó garantizadas”.

“Las sociedades municipales están en quiebra y la única fórmula de atender a las obligaciones con los empleados es que se produzca la subrogación de los trabajadores de las empresas municipales en el Ayuntamiento; a la vez que se pone en marcha el plan de austeridad para reducir el gasto que supone la plantilla”, ha abundado la edil, que ha recordado que la propuesta planteada a los sindicatos no supone recortes salariales.

El planteamiento que los responsables municipales han realizado a los sindicatos permitirá un ahorro que se ha cuantificado en unos 3,5 millones de euros anuales, mediante la congelación, de forma temporal, de los salarios y la suspensión -también temporal- de las cláusulas económicas del convenio que no afecten a las retribuciones básicas, tales como gastos de oftalmología, odontología y otras compensaciones.

Dentro de este ahorro se incluye además la supresión del complemento de puntualidad y reducción del absentismo laboral, que reciben los empleados por acudir a trabajar y no ausentarse de su puesto de trabajo. Este último concepto supone en torno a 1,2 millones de euros anuales.

En relación a la petición sobre el coste de los cargos de confianza, la concejala ha asegurado que el coste de las 17 personas de confianza que como máximo tendrá el Ejecutivo local (en la actualidad solo hay 14 contratadas), es muy inferior al del anterior equipo de gobierno. En concreto, este gasto es de 672.000 euros anuales; mientras que los 21 cargos de confianza contratados en el Ayuntamiento y las empresas municipales del anterior gobierno elevaban este gasto hasta los 910.000 euros.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies